Dic 2018

En NG Brake Disc llevamos desde 1997 diseñando y fabricando discos de freno para motos. Un elemento clave en la seguridad de un rodado. Te queremos explicar cómo se fabrican.

Partimos de una plancha de acero (hierro + carbono) donde por corte láser o troquelado rescatamos la forma que previamente el departamento de diseño ha plasmado en virtud de las necesidades del disco.

Seguidamente se pasa a un tratamiento térmico con la finalidad de ajustar las propiedades para las cuales está pensado el resultado final. De aquí pasa a mecanizado, que es el paso más importante de todo este proceso ya que dará la forma final del disco, con todas sus perforaciones, hendiduras, formatos y perfiles. Este proceso se realiza con maquinaria de última generación que aporta ventajas como la alta precisión en los contornos y la nula variación en la microestructura del material, que conserva sus propiedades mecánicas.

Las máquinas de mecanizado generan dos movimientos el principal que es el de corte o penetración,  que elimina el material de la pieza ya sea cortando, agujereando, etc. y el movimiento de avance, que dirige la trayectoria de la pieza mientras se lleva a cabo el movimiento principal.

imagen-fabricacionEn la siguiente manipulación se procede al rectificado donde cuidadosamente por medio de abrasión se eliminan aquellos restos y micro mordeduras que pueden generarse en los anteriores procesos. Precisamente, tal como su nombre lo indica, se rectifican para que el producto final cumpla con todas las exigencias para las que ha sido diseñado. Simultáneamente se realiza una severa inspección donde se repasan medidas, calibres, aspecto general, peso y grosor del disco para cumplir con el plano original del mismo.

Pasamos al departamento de grabado con láser donde se imprime toda la información que ha de llevar de cara al usuario más el logotipo de NG Brake Disc que distingue al producto respecto a la competencia.

Finalmente se almacena para su posterior envío a nuestra amplia red de distribuidores. Todos los procesos están certificados con la ISO9001:2015 por el TÜV con el nº 0.04.04191. Este certificado garantiza la calidad de nuestros discos de freno y de los procesos de diseño, fabricación y comercialización.

Todos los modelos que salen al mercado han sido testados por equipos y pilotos de competición, gracias a ellos incorporamos mejoras y prestaciones de las que finalmente tú te beneficias.